Mortalidad anestésica en gatos

Resultados del primer mes del estudio

Participan más de 70 clínicas y hospitales veterinarios, sobre todo españoles, pero también ingleses, australianos, norteamericanos, chilenos, franceses y mexicanos.

Hemos registrado 295 anestesias en gatos. Se han anestesiado 151 hembras y 141 machos, principalmente pacientes ASA I (60%) y II (20%). Los pacientes de alto riesgo fueron ASA III, 15%, y ASA IV-V, un 5%.

Según el motivo de la anestesia, los pacientes se clasificaron en: cirugía menor (134), cirugía abdominal (125), técnicas diagnósticas (16), ortopedia y traumatología (15), cirugía torácica (4), y otras causas (1)

Han muerto 4 pacientes, lo que supone un índice de mortalidad del 1,35%.

El primero es un gato ASA V, al que se realizó una toracoscopia para el cierre del conducto torácico y pericardiectomía. Murió por un posible quilotórax entre las 6 y las 24 horas tras la extubación. La segunda ha sido una gata de colonia, muy agresiva y a la que no se pudo hacer una evaluación previa, muy estresada que fue necesario resedar, a la que se pretendía hacer una ovariectomía, que murió en la inducción. El tercero, un gato con una intususcepción intestinal operado de urgencia, que murió en la recuperación en el quirófano. El último ha sido un gato al que se hizo una laparotomía exploratoria para resolver un absceso hepático. El paciente estaba anémico (Hto. 22%), tenía fallo renal (Crea: 5.1) y alteraciones de la coagulación. Murió en el postoperatorio temprano, entre las 6 y las 24 horas.

Un primer análisis muestra que la mortalidad anestésica felina sigue siendo muy alta, aunque inferior a la registrada en nuestro trabajo anterior, que fue del 1,8%.

Tus casos pueden ayudarnos a entender por qué mueren los pacientes en la anestesia, establecer los factores de riesgo y así poder buscar soluciones.
Si te parece un estudio interesante, anímate a participar. Tienes toda la información de cómo colaborar en este enlace, o escríbeme a nacho@uchceu.es si tienes alguna duda.

Anuncios

Primeros resultados

En la primera semana de recogida de datos hemos registrado 346 anestesias, 256 en perros y 86 en gatos. Hemos recibido casos de 43 clínicas y hospitales, fundamentalmente de España, pero también de Reino Unido, Francia, Australia y Chile. ¡Vuestra respuesta es fantástica!
Dos gatos han muerto. La primera, una gata de colonia, muy agresiva y a la que no se pudo hacer una evaluación previa, con alto grado de estrés al que fue necesario resedar. Se pretendía hacer una ovariectomía electiva. Murió en la inducción. El segundo, un gato con una intususcepción intestinal operado de urgencia, que murió en la recuperación en el quirófano.
También han muerto dos perros, uno entre las 6 y las 24 horas tras la anestesia, y otro a las 24-48 horas. El primero, un Cavalier King Charles, politraumatizado, neumotórax, contusión pulmonar y uroabdomen por rotura vesical y fracturas múltiples. El segundo, un perro mestizo operado de urgencia por una eventración.
Estos datos nos permiten analizar las causas de la muerte de los pacientes, y así podemos prevenirlas. Es demasiado pronto para analizar estadísticamente los datos, pero en cuanto tengamos un número significativo de pacientes anestesiados, haremos informes periódicos y los comentaremos los resultados.
Anímate a participar! Tu ayuda es fundamental.
Recuerda que tienes toda la información del proyecto en http://ow.ly/YpWYD

Mortalidad anestésica en perros y gatos

Estimado/a compañero/a

Soy Nacho Redondo, profesor de Anestesiología de la Facultad de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera, de Valencia (España). Estoy llevando a cabo de un estudio multicéntrico sobre la Mortalidad Anestésica en Pequeños Animales, campo en el que llevo trabajando casi veinte años.

En 2001 publicamos dos estudios sobre la mortalidad perianestésica en perros y gatos con datos recogidos entre los años 1997 y 1999, y obtuvimos unos resultados más que interesantes. Entre 2007 y 2008 lanzamos un nuevo proyecto, que culminó con la Tesis Doctoral de mi compañera Laura Gil, y dio lugar a varias publicaciones, una de ellas galardonada con el Premio Blackwell-Wiley de la Association of Veterinary Anaesthetists (AVA) y publicada en 2013 en Journal of Veterinary Anaesthesia & Analgesia. Puedes descargarte el trabajo original en este enlace, y en este otro puedes leer un resumen en español, publicado en Argos hace unos meses.

Por ello, y transcurridos casi 10 años de la última recogida de datos, pretendemos realizar un nuevo trabajo para evaluar el estado actual de la mortalidad anestésica y ver qué diferencias hay con el encontrado hace años. Pensamos que compartir nuestras experiencias puede ayudarnos a todos a que la anestesia de nuestros pacientes sea cada vez más segura.

La metodología de la recogida de datos es muy sencilla. Hemos preparado un formulario, que te ruego que rellenes para TODOS LOS PACIENTES que anestesies, sea cual sea el motivo (diagnóstico y terapéutico) y el protocolo seguido, y también, y obviamente, si no hubo complicaciones. Vamos a incluir todos aquellos casos en que se empleó un hipnótico, aunque fuera sólo una inducción de unos minutos. Por el contrario, no vamos a estudiar los casos en que sólo se sedó al animal, y no es necesario que los envíes.

Los formularios son ficheros pdf autorrellenables desde tu móvil, tableta u ordenador, que se envían automáticamente a una dirección de correo. Usamos Adobe Acrobat, una aplicación gratuita que puedes obtener siguiendo estas instrucciones. Así de sencillo. Además, con el objeto de unificar criterios, te adjunto unos comentarios sobre cada apartado. Por supuesto, los datos van a ser tratados de una forma confidencial, y si este trabajo da lugar a alguna publicación, serán mencionados los veterinarios participantes. Si estás interesado o tienes alguna duda, por favor, contacta conmigo por correo electrónico en nacho@uchceu.es.

Agradezco enormemente tu colaboración y espero poder hacerlo pronto en persona.

Un cordial saludo.

Nacho Redondo. Doctor en Veterinaria. Miembro de SEAAV, AVA, AVEPA y GAVA.